COSTOS DEL CICLO DE VIDA

MANERAS SENCILLAS DE EVITAR LOS COSTOS DE FALLAS DE COMPONENTES

 

Según estudios realizados, poco más de la mitad (un 54%) de las reparaciones de componentes principales se realizan antes de que algo falle. Estas cifras son desconcertantes, dado el fácil acceso a tecnologías como los análisis de fluidos y las monitorizaciones de condición. Éstas, combinadas con inspecciones regulares, le facilitarán la información que necesita para anticipar y evitar la mayor parte de las fallas.

No hay duda de que las fallas son costosas. A menudo, se dañan piezas de larga duración cuando se rompe una pieza de desgaste. Un ejemplo son los anillos de pistón, los revestimientos y las válvulas, que deberían durar tanto como dos juegos de cojinetes principales de motor. Los platos y los discos de embrague, los pistones y los platos cíclicos de una pompa hidráulica, y los engranajes y ejes de transmisión final son partes caras y reutilizables, que pueden perderse cuando se fallan las juntas y los cojinetes.

Así las cosas, ¿qué puede hacer usted para mantener sus máquinas en funcionamiento durante más tiempo? Para empezar, siga estos consejos para incrementar la vida de los componentes y reducir costos:

Realice el mantenimiento recomendado. La manera más sencilla y rentable de alargar el funcionamiento de su máquina, es cambiar los filtros y los fluidos siguiendo los intervalos de tiempo recomendados. Si en su lugar de trabajo la presencia de sustancias contaminantes supone un problema, invierta en filtros y fluidos de mejor calidad. Con poco dinero, podría ahorrar cientos de dólares.

Efectúe análisis de fluidos. La presencia de sustancias contaminantes en aceites y otros líquidos puede ser un aviso de desgaste de componentes. Los lubricantes procedentes de transmisiones, diferenciales, transmisiones finales y componentes hidráulicos pueden analizarse y utilizarse como indicadores de vida tan efectivos como el aceite del motor. Una regla general nos dice que cuando se deterioran dos o más sustancias contaminantes y lubricantes conjuntamente, hay problemas en camino: investigue más a fondo.

Revise sus registros de reparaciones en busca de similitudes entre fallas. Podrá encontrar señales de aviso comunes o un intervalo de horas en concreto durante el cual suelen surgir problemas. De esta manera, podrá prevenirlos.

Tome como referencia un intervalo de horas durante el cual fallan los componentes para establecer intervalos de inspección de máquinas. Una vez que haya identificado un intervalo de horas con fallos concretos, lo que tiene sentido es programar inspecciones más frecuentes.

Utilice la tecnología de sus máquinas. Los sistemas de monitorización informática, como las tecnologías Cat® Link, monitorizan el rendimiento y registran eventos del sistema cuando se sobrecalienta el sistema de refrigeración, cuando un motor o una marcha de la transmisión van demasiado rápido o cuando otros componentes operan fuera de las especificaciones normales. Acceda a su información y hable con sus operadores sobre cualquier problema o señal. Utilice estos consejos para ajustar sus prácticas de mantenimiento y la formación de su operador. Diríjase a su distribuidor de Cat para informarse sobre las Soluciones de Gestión de Equipos (EMSolutions). Sus máquinas durarán más y su funcionamiento le costará menos.

 

MÁS INFORMACIÓN