5 RAZONES PARA PONER LA TECNOLOGÍA EN SU LISTA DE COSAS POR HACER

5 razones para poner la tecnología en su lista de cosas por hacer.

La meta es lograr más cosas al menor costo. Parece simple, pero como todos sabemos los desafíos son muchos – la carencia de operadores entrenados, equipos en el lugar equivocado, materiales que no se despachan y llamadas telefónicas que no son respondidas son apenas algunos de ellos. La buena noticia es que al mismo tiempo, la tecnología ha conseguido aliviar nuestra vida y puede ayudar a alcanzar nuevos niveles de eficiencia en nuestro trabajo.

Menos gente consigue ejecutar más trabajo.

Las máquinas operadas por láser y por satélites pueden lograr porcentaje y otras especificaciones de compactación sin  necesidad de un supervisor o técnico haciendo verificaciones constantes en el sitio de trabajo. Un ejemplo de la mayor eficiencia que las máquinas proporcionan,  es la rapidez con que ejecutan el trabajo.

La precisión del operador es mejor.

Con una variedad de tecnologías automatizadas que “asisten” al operador con cucharones y hojas, los operadores son rápidos y precisos … independientemente de cuántos sean sus años de experiencia.

El desempeño de la seguridad mejora.

Las tecnologías de monitoreo y detección, aplicadas tanto a los trabajadores como a las máquinas,  ayudan a crear conciencia de las partes activasen el área trabajo. Cuando se tiene visibilidad de todos los riesgos potenciales, es posible evitarlos.

El monitoreo de equipos está solo a un click de distancia.

La ubicación, el desempeño del equipo, el consumo de combustible e incluso el tiempo ocioso pueden ser controlados desde cualquier aparato inalámbrico. Se puede optimizar la recarga de combustible, evitar fallas del equipo y reducir costos de operación.

Los pedidos de información pueden ser respondidos a través de múltiples canales.

Los smartphones y las tablets hacen posible que cada quien pueda acceder a información crítica  sobre los proyectos  desde el mismo sitio de trabajo incluida en los  bocetos, planos y especificaciones. Conectado a cloud o a internet, estos mismos instrumentos les permiten a las cuadrillas acceder a recursos adicionales, tales como regulaciones; así como obtener las respuestas necesarias a tiempo para cumplir con la planificación. Por supuesto, hay más formas en las cuales la tecnología le está añadiendo velocidad al trabajo de construcción, como ocurre por ejemplo con el Modelado de Información de Construcción (Building Information Modeling, BIM), con el software de gestión de licitaciones y ofertas y con cientos de aplicaciones especiales para todo, desde inspecciones hasta cronogramas. ¡No pierda tiempo – ponga a la tecnología en su lista de cosas por hacer!

 

5 razones para poner la tecnología en su lista de cosas por hacer.

La meta es lograr más cosas al menor costo. Parece simple, pero como todos sabemos los desafíos son muchos – la carencia de operadores entrenados, equipos en el lugar equivocado, materiales que no se despachan y llamadas telefónicas que no son respondidas son apenas algunos de ellos. La buena noticia es que al mismo tiempo, la tecnología ha conseguido aliviar nuestra vida y puede ayudar a alcanzar nuevos niveles de eficiencia en nuestro trabajo.

Menos gente consigue ejecutar más trabajo.

Las máquinas operadas por láser y por satélites pueden lograr porcentaje y otras especificaciones de compactación sin  necesidad de un supervisor o técnico haciendo verificaciones constantes en el sitio de trabajo. Un ejemplo de la mayor eficiencia que las máquinas proporcionan,  es la rapidez con que ejecutan el trabajo.

La precisión del operador es mejor.

Con una variedad de tecnologías automatizadas que “asisten” al operador con cucharones y hojas, los operadores son rápidos y precisos … independientemente de cuántos sean sus años de experiencia.

El desempeño de la seguridad mejora.

Las tecnologías de monitoreo y detección, aplicadas tanto a los trabajadores como a las máquinas,  ayudan a crear conciencia de las partes activasen el área trabajo. Cuando se tiene visibilidad de todos los riesgos potenciales, es posible evitarlos.

El monitoreo de equipos está solo a un click de distancia.

La ubicación, el desempeño del equipo, el consumo de combustible e incluso el tiempo ocioso pueden ser controlados desde cualquier aparato inalámbrico. Se puede optimizar la recarga de combustible, evitar fallas del equipo y reducir costos de operación.

Los pedidos de información pueden ser respondidos a través de múltiples canales.

Los smartphones y las tablets hacen posible que cada quien pueda acceder a información crítica  sobre los proyectos  desde el mismo sitio de trabajo incluida en los  bocetos, planos y especificaciones. Conectado a cloud o a internet, estos mismos instrumentos les permiten a las cuadrillas acceder a recursos adicionales, tales como regulaciones; así como obtener las respuestas necesarias a tiempo para cumplir con la planificación. Por supuesto, hay más formas en las cuales la tecnología le está añadiendo velocidad al trabajo de construcción, como ocurre por ejemplo con el Modelado de Información de Construcción (Building Information Modeling, BIM), con el software de gestión de licitaciones y ofertas y con cientos de aplicaciones especiales para todo, desde inspecciones hasta cronogramas. ¡No pierda tiempo – ponga a la tecnología en su lista de cosas por hacer!

 
5 razones para poner la tecnología en su lista de cosas por hacer.

La meta es lograr más cosas al menor costo. Parece simple, pero como todos sabemos los desafíos son muchos – la carencia de operadores entrenados, equipos en el lugar equivocado, materiales que no se despachan y llamadas telefónicas que no son respondidas son apenas algunos de ellos. La buena noticia es que al mismo tiempo, la tecnología ha conseguido aliviar nuestra vida y puede ayudar a alcanzar nuevos niveles de eficiencia en nuestro trabajo.

Menos gente consigue ejecutar más trabajo.

Las máquinas operadas por láser y por satélites pueden lograr porcentaje y otras especificaciones de compactación sin  necesidad de un supervisor o técnico haciendo verificaciones constantes en el sitio de trabajo. Un ejemplo de la mayor eficiencia que las máquinas proporcionan,  es la rapidez con que ejecutan el trabajo.

La precisión del operador es mejor.

Con una variedad de tecnologías automatizadas que “asisten” al operador con cucharones y hojas, los operadores son rápidos y precisos … independientemente de cuántos sean sus años de experiencia.

El desempeño de la seguridad mejora.

Las tecnologías de monitoreo y detección, aplicadas tanto a los trabajadores como a las máquinas,  ayudan a crear conciencia de las partes activasen el área trabajo. Cuando se tiene visibilidad de todos los riesgos potenciales, es posible evitarlos.

El monitoreo de equipos está solo a un click de distancia.

La ubicación, el desempeño del equipo, el consumo de combustible e incluso el tiempo ocioso pueden ser controlados desde cualquier aparato inalámbrico. Se puede optimizar la recarga de combustible, evitar fallas del equipo y reducir costos de operación.

Los pedidos de información pueden ser respondidos a través de múltiples canales.

Los smartphones y las tablets hacen posible que cada quien pueda acceder a información crítica  sobre los proyectos  desde el mismo sitio de trabajo incluida en los  bocetos, planos y especificaciones. Conectado a cloud o a internet, estos mismos instrumentos les permiten a las cuadrillas acceder a recursos adicionales, tales como regulaciones; así como obtener las respuestas necesarias a tiempo para cumplir con la planificación. Por supuesto, hay más formas en las cuales la tecnología le está añadiendo velocidad al trabajo de construcción, como ocurre por ejemplo con el Modelado de Información de Construcción (Building Information Modeling, BIM), con el software de gestión de licitaciones y ofertas y con cientos de aplicaciones especiales para todo, desde inspecciones hasta cronogramas. ¡No pierda tiempo – ponga a la tecnología en su lista de cosas por hacer!

 
5 razones para poner la tecnología en su lista de cosas por hacer.

La meta es lograr más cosas al menor costo. Parece simple, pero como todos sabemos los desafíos son muchos – la carencia de operadores entrenados, equipos en el lugar equivocado, materiales que no se despachan y llamadas telefónicas que no son respondidas son apenas algunos de ellos. La buena noticia es que al mismo tiempo, la tecnología ha conseguido aliviar nuestra vida y puede ayudar a alcanzar nuevos niveles de eficiencia en nuestro trabajo.

Menos gente consigue ejecutar más trabajo.

Las máquinas operadas por láser y por satélites pueden lograr porcentaje y otras especificaciones de compactación sin  necesidad de un supervisor o técnico haciendo verificaciones constantes en el sitio de trabajo. Un ejemplo de la mayor eficiencia que las máquinas proporcionan,  es la rapidez con que ejecutan el trabajo.

La precisión del operador es mejor.

Con una variedad de tecnologías automatizadas que “asisten” al operador con cucharones y hojas, los operadores son rápidos y precisos … independientemente de cuántos sean sus años de experiencia.

El desempeño de la seguridad mejora.

Las tecnologías de monitoreo y detección, aplicadas tanto a los trabajadores como a las máquinas,  ayudan a crear conciencia de las partes activasen el área trabajo. Cuando se tiene visibilidad de todos los riesgos potenciales, es posible evitarlos.

El monitoreo de equipos está solo a un click de distancia.

La ubicación, el desempeño del equipo, el consumo de combustible e incluso el tiempo ocioso pueden ser controlados desde cualquier aparato inalámbrico. Se puede optimizar la recarga de combustible, evitar fallas del equipo y reducir costos de operación.

Los pedidos de información pueden ser respondidos a través de múltiples canales.

Los smartphones y las tablets hacen posible que cada quien pueda acceder a información crítica  sobre los proyectos  desde el mismo sitio de trabajo incluida en los  bocetos, planos y especificaciones. Conectado a cloud o a internet, estos mismos instrumentos les permiten a las cuadrillas acceder a recursos adicionales, tales como regulaciones; así como obtener las respuestas necesarias a tiempo para cumplir con la planificación. Por supuesto, hay más formas en las cuales la tecnología le está añadiendo velocidad al trabajo de construcción, como ocurre por ejemplo con el Modelado de Información de Construcción (Building Information Modeling, BIM), con el software de gestión de licitaciones y ofertas y con cientos de aplicaciones especiales para todo, desde inspecciones hasta cronogramas. ¡No pierda tiempo – ponga a la tecnología en su lista de cosas por hacer!