PERFIL ENERGÉTICO - BETTENCOURT DAIRY

Uso de cogeneración para administrar el gas metano y la producción de olores

Cliente: Bettencourt Dairies

Ubicación: Filer, Idaho, EE.UU.

Solución: Dos Grupos Electrógenos de Gas Cat® 3520C

Distribuidor Cat: Western States Equipment Company

Demanda Energética

Al contar con 60.000 vacas y 13 instalaciones, Bettencourt Dairies es una de las granjas lecheras más grandes de Idaho. Rock Creek Dairy, una granja de Bettencourt de 9.000 vacas, fue durante seis años el blanco de cientos de quejas por parte de residentes locales a causa del olor. Al tanto del problema, el equipo de administración de Bettencourt Dairies comenzó a buscar soluciones que pudieran reducir tanto el olor como las emisiones de metano provenientes de las vacas de Rock Creek.

“Todos en el Departamento de Agricultura lo sabían,” señaló el director financiero (CFO, Chief Financial Officer) de Bettencourt Dairies, Rick Onaindia. “Sabíamos que debíamos hacer algo de inmediato.”

Solución

Bettencourt Dairies descubrió una solución que les permitiría resolver sus problemas de olor y de emisión de metano, a la vez que podrían producir energía para la instalación y para la red eléctrica local. En Rock Creek Dairy se instalaron digestores anaeróbicos con capacidad para un millón de galones EE.UU. de manera de procesar el abono y mitigar los olores. Se recopilan a diario aproximadamente 200.000 galones EE.UU. de abono, que se bombean a través de una tubería de casi una milla de largo hacia los digestores, donde se procesan hasta convertirse en abono orgánico limpio que sirve para fabricar lechos.

Esta es la instalación más grande en su tipo a nivel nacional. A medida que se procesa el abono, el gas metano resultante se recopila desde los digestores y se envía, mediante tuberías, hacia un edificio adyacente que alberga dos Grupos Electrógenos de Gas Cat® 3520C que permiten convertir el gas en electricidad. La energía generada luego se vende a la compañía Idaho Power para su distribución hacia la red eléctrica principal. Al contar con una potencia nominal de 1.600 ekW a 1.200 rpm, cada Grupo Electrógeno 3520C está especialmente diseñado para operar con biogás, lo que elimina la necesidad de un pretratamiento de combustible. Uno de los generadores está en funcionamiento continuo, mientras que la otra unidad se activa de manera variable según la producción de biogás. Ambos suministran energía a un transformador eléctrico ubicado fuera del edificio. El calor de escape proveniente de los motores se utiliza para calentar los seis digestores.

“Desde el punto de vista de las exigencias ambientales, creo que esta tecnología nos ayudará a perdurar como lechería,” señaló el dueño de la lechería, Louis Bettencourt. “Ya no hay tanto olor en la lechería,” lo que es bueno para los vecinos, ni los dañinos gases de invernadero se escapan a la atmósfera.”

New Energy One, una filial del distribuidor Cat local, Western States Equipment Company, opera el sistema de potencia de Rock Creek Dairy y mantiene su presencia en terreno para dar apoyo a la operación del sistema. Para abordar las necesidades operacionales constantes del proyecto, New Energy One trabaja con un completo equipo de proveedores de equipos, incluidos el proveedor de ingeniería y tecnología, Northern Biogas; el proveedor de equipos de manipulación de materiales, Stanley & Company; y el distribuidor Cat local, Western States Equipment.

Resultados

Desde agosto de 2012, Rock Creek Dairy ha proporcionado continuamente más de 2 MW de potencia para su distribución hacia la red eléctrica como parte de un contrato de compra de electricidad con la empresa eléctrica local. Una vez que la operación esté a máxima capacidad y que ambos generadores estén en funcionamiento constantemente, la capacidad de generación de Rock Creek Dairy se incrementará el doble hasta alcanzar 4 MW de potencia.

New Energy One y Western States están considerando otros usos para el calor proveniente de los generadores, lo que incluye el calentamiento de los invernaderos de Rock Creek Dairy.

A pesar de que actualmente que las lecherías en Idaho no se encuentran obligadas a reducir las emisiones de gas metano, el sistema de digestores anaeróbicos en Rock Creek Dairy evitará que se emitan 40.000 toneladas EE.UU. de metano a la atmósfera cada año.

“El verdadero valor de este proyecto es su capacidad de servir como modelo para la industria lechera de Idaho, con el objetivo de lograr una sostenibilidad a largo plazo, tanto desde una perspectiva medioambiental como de una comercial,” señaló Onaindia. “Nos proyectamos aquí en el largo plazo y creemos que este proyecto y esta tecnología son importantes para nuestro futuro.”